sábado, 23 de enero de 2010

Quiero conocer

Quiero conocer el bestiario agazapado
en tu mirada rebosante de alcobas y desorden,
temblando de secretos y de abrazos
rendir al fin nuestras murallas,
rociar mi aurora con lágrimas que no has llorado,
escuchar, cómo el abandono del aliento,
se detiene en el espasmo de una vela
a humedecer y libar la flor de la caricia.

Quiero gastar en tu busca
sandalias de pedigüeño,
almohada huraña
en mi lecho desvelado.
Soñar el agua dormida del estero,
aplacar así la insistencia
vertiente irrevocable
que es la soledad de ti,
tú que eres
la piel de la sal de mi sed.

Quiero conocer el dolor
mercenario de tu ausencia,
morder el silencio, consumirme en esperas,
saber que habrá un final
y a pesar de ello delinquir en el deber,
llegar tarde a mis afanes,
no volver
cuerdo de ninguno de tus lances,
ser piedra vencida en polvo de desván
por diluirme después
en el vasto amor que me tienen prometido
tus ojos en la orilla de la tarde.

4 comentarios:

AROBOS dijo...

Hermoso poema. No conocía tu blog. Seguimos en contacto. Saludos.

Anacanta dijo...

Bienvenido a este blog y gracias por tu visita.
Un saludo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué forma más hermosa de conocimiento.

Caminante dijo...

Te he copiado este poema, ya sé que puedo hacerlo, he leído tu declaración de libertades, pese a ello te lo digo. Gracias y hasta pronto: PAQUITA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...