viernes, 14 de mayo de 2010

Silencio

Dos cosas son necesarias para que el mal triunfe:
el propio mal... y llamemos silencio a todo lo demás.


Corderos de su latido
balan extraviados en la noche

Fauces de silencio.

Acecha el sigilo
a un pergamino de ofrendas.

Fauces de silencio.

Jauría de sombras persigue
a su luciérnaga de besos
crecidos gusanos envuelven
la pulpa de sus senos.

Hozan en sus manos buscando
mermelada de su caricia.

Apuran con fruición
el eco de su grito.

Fauces de silencio.

No es la destrucción
duele mas el ultraje.

¿Dónde escondo a Gaia
hasta que todo pase?

Fauces de silencio.

¡Dónde escondo la sangre!
que no la vean los poetas
que no deserten ahora
con sus estúpidas liras.

Duele tu muerte.
Duele la herida, el óxido clavado,
el desgarro y en el aire
duele sobre todas las cosas

el silencio.

5 comentarios:

GINEBRA dijo...

Me alegro de que me visitases, pues así tuve la oportunidad de conocer tus dos blogs individuales que he estado curioseando. Muy buenos ambos, críticos e inteligentes.
Tú lo has dicho: "jaurías de sombras que persiguen a una luciérnaga de besos"...Todo es gris últimamente, en este país todo es negro. Los jueces que persiguen asesinos son ahora los juzgados y seguimos callados esperando un milagro, tal vez que nos salve????
Besos

Camino a Gaia dijo...

Me temo que es Dios quien lleva el asunto de los milagros, pero siempre ha estado al lado del poder. Durante 40 años el fascismo puso a su disposición millones de niños para ser alienados.
Con un infierno donde se tortura sin medida, con condenas a perpetuidad por desobediencia y con juicios sumarísimos sin garantías, no creo que ningún tirano pueda hacerle sombra. En el Reino de los Cielos, solo pueden entonarse alabanzas al Señor. No hay libertad de expresión.
Solo espero que Dios tenga al menos algo de palabra, respete la libertad que me concedió y me permita amar la vida, amar a mis semejantes y morir sin Cielo. Si algún premio merezco, que quede para los que vivan después, en este mundo.

Eastriver dijo...

Cómo me ha gustado eso de las fauces del silencio! Y qué verdad es. La información es poder, en todos los sentidos. También poder de cambiar el mundo y hacerlo más habitable.

Camino a Gaia dijo...

Eastriver, cuando la justicia falla el silencio es una cobardía imperdonable. Al igual que hacemos en Grito de Lobos, la palabra debe erigirse para luchar contra la impunidad y el silencio cómplice.

Isabel Martínez dijo...

¡Duelen tantas cosas cosas en estos tiempos ramplones! Y como bien señalas, lo que más: el ultraje.
Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...