martes, 21 de septiembre de 2010

Velero del ser - Recuerdo a Labordeta

Nada impide al poeta ser explícito
mientras no lo sea demasiado tiempo.
Puede incluso
permanecer en su postura
si en la semántica encontramos
mas poesía que en la metáfora.
El lenguaje no es solo humo.
En el lenguaje somos.
Ni la mentira puede negarlo.

Somos, transidos por el lenguaje,
atravesados y sacudidos por una cuerda cósmica
cuyo modo de vibración se nos escapa
-tan imbricados estamos en él-
La resonancia no es esclavitud,
es entendimiento,
el descubrimiento de nuestra existencia
desplegada por todo el universo
por eso el ritmo deviene significancia.
Somos la anciana que amamanta
a su nieta con los pechos
de su propia hija.
La vida está tejida
con ese tipo de hilos.
Nadie es vida sin conexión,
sin conexión es solo olvido.
Qué somos
sino mil millones de células,
de seres vivos primordiales,
que convergen en un unísono
que puede nombrarse yo.

4 comentarios:

Eastriver dijo...

Bueno, esto es poesía de la ironía, pero también en cierta forma poesía moral. Yo tejería este poema tuyo con otros poemas tuyos, y seguro que casan muy bien, creando un todo. Eso es pensamiento poético. Lo mismo que ese yo formado por millones de células.

Este tipo de poesía siempre me causa un estupor, porque veo al poeta quitándose el traje de los domingos, poniéndose cómodo, cogiendo una cerveza y encendiendo algo que probablemente es sólo tabaco, y sentarse delante y hablar de algo muy interno y que le jode. A no todo el mundo le gusta: a mí sí, y además me identifico con la ética y con la estética de este intento.

Camino dijo...

Siempre me gustó leer a Walt Whitman, una poesía que no parecía poesía, una prosa que no parecía prosa. No hay nada que demostrar. Y hay una poesía terrenal e indómita, vísceras de hierba devoradas por el humus.

Camino dijo...

Una cita de Walt Whitman:
"No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo. Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión. La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: tú puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre..."

Isabel Martínez Barquero dijo...

Desde el lenguaje que nos asila y nos permite ser, un abrazo inmenso.
Como tú, creo en el poder de la semántica, en la patria amparadora del verbo, en las palabras madres.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...