sábado, 30 de octubre de 2010

Nosotros

Vivimos la vida en nombre propio.
Pronunciamos muchas veces la palabra "yo".
Pero es mentira. Somos nosotros.
Hay gente que nunca lo descubre.
Pero a veces ocurre la tragedia.
Lo que somos no sigue el curso previsto y cotidiano.
Y se parte.

Descubrimos un día, que éramos nosotros.
Sin vuelta atrás.
Y la palabra "yo" ya no existe. Se ha roto.
Estamos perdidos. Desorientados.
No somos. No estamos.
¿Acaso se puede ser a medias?
¡Con todo lo que falta!

El tiempo no es un curandero.
El olvido es un refugio indigno.
Hasta que un día comprendemos el valor de la memoria.
Que la vida es memoria.
Y el dolor escribe.
Aprieta su bisturí contra el alma.
Y nos deja marcados. Para siempre.
Pero es la forma de seguir siendo nosotros.
Sin fisuras. Con todo lo que hemos perdido.

Es cierto. Los recuerdos duelen. Siempre.
Sin embargo, un día el dolor deja de importarnos.
Es el precio a pagar por el rescate.
Para seguir siendo nosotros. Siempre.
Y con ese legado, volvemos a la vida.

8 comentarios:

Eastriver dijo...

Los otros (la otredad de Machado) algunas veces nos condena, nos castiga. Pero otras veces solamente son los otros quienes pueden devolvernos a la vida. Sólo que los otros somos todos. Los otros somos nosotros.

Isabel Martínez Barquero dijo...

No importa. La memoria existe y exige precisión en el corte, mano firme en la disección de lo vivido.
Somos y nos somos a través de la experiencia reflejada en la palabra, quizá somos palabra, un mero reflejo soñado de los acontecimientos reales.
Pero no importa, porque toda palabra refleja algo y existen palabras con alma que nos salvan de los infiernos del olvido.

GINEBRA dijo...

"Nosotros" mejor que "YO", el plural es más "operativo", menos individualista... La vida está hecha para vivir con los otros y para degustarla, también sufrirla y ,sobre todo, para recordarla.
Besos, Gaia

Camino dijo...

Eastriver, "Nos" con o junto a "otros". Nosotros. ¿Qué sería del individuo si no tuviera referente?

Camino dijo...

Isabel, el olvido es la nada. Lo que otros han sido permanece en nosotros, en esa soledad imposible del recuerdo.
Las palabras desmenuzan y desgranan. La escritura es el mejor auxilio para aquello que merece permanecer en la memoria, hilvanado a un poema, derramado en un verso.

Gaia dijo...

Ginebra, cuando existe respeto, los demás nos enriquecen. Nos llevamos el camino en los poros de la piel y a los que nos saludan, brindamos este viaje que es la vida.

memetika dijo...

diría f.vallejo:
somos constelaciones de estrellas solitarias

Camino a Gaia dijo...

memetica: tienes razón, somos constelaciones de estrellas que aún no saben decir nosotros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...