martes, 18 de octubre de 2011

Velero del refugio

Cada día
el amor levanta
las paredes de una casa
donde se desnudan
íntimas las caricias.

2 comentarios:

Eastriver dijo...

Las paredes para proteger, para cuidar, espero. No para esconder, al menos no en un sentido pacato. Que al cariño y al amor debe darles el sol. Un abrazo.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Las paredes levantadas por el amor son sólidas y abrigan. A su resguardo, las caricias se convierten en sublimes.
Muy bello.
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...