jueves, 11 de febrero de 2016

Velero de la no-violencia.

Tienes un mal día.
El de arriba te golpea. Te humilla.
Te trata injustamente.
Te hierve el enfado.
Pero no haces nada.
Pones otra mejilla. Es mas fuerte.

Llegas a casa rumiando ira.
Insultas a tu mujer.
Pegas a tu hijo.
Maldices al refugiado.

Para entendernos.
Eso no es
la no-violencia.

4 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Al final, la pagamos con quien menos debemos. Pero es bueno reconocerlo para ponerle enmienda.
Un abrazo grande, Camino.

Camino a Gaia dijo...

Gracias Isabel. Cuando eso se produce a escala de países tenemos lo que tenemos.
Un abrazo.

Ginebra dijo...

Es una situación probable, pero injusta y despreciable, de este modo NO podemos tolerar que ocurra, no podemos "normalizar" esa ira de "tener un mal día"...
Besos

Camino a Gaia dijo...

@Ginebra De tener una mal día se pasa a tomar una mala costumbre. El respeto, si no es mutuo no es respeto. Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...