jueves, 4 de febrero de 2016

Velero de la objeción sobrevenida

No mires hacia arriba.
Mira hacia los lados.
Sospecha. Desconfía.
Si quieres quemar tu ira
mira hacia abajo.
Con quien compartes celda.
No hables. Ladra.
No socorras. No ayudes.
Y ante todo, no te unas.
Ya sabes. Los de arriba.
No quieren eso.

Ataca primero. Se diligente.
Agota la última bala.
No te preocupes. Queda dinero.
Sangre en efectivo. Para cubrir
todas las deudas.
Dicen los de arriba... ¡Pero no mires!
Inclina el cuello. Dobla las rodillas.
Entrega a tus hijos. Vende tu alma.
Apunta a tu vecino. Estate pronto
cuando te den el arma. Los de arriba.
Atento a la orden.
¿Y el motivo?
La patria servirá.
Muy importante: La diferencia.
O acabarás con un tiro en el pie.
Nadie dirá nada si es un zombi.
Un pobre viviente. Dispara a los harapos.
Siempre aplauden. Los de arriba.

Lee las instrucciones. Síguelas.
Aquí dice hermano.
Demasiado cerca. No llego.
¿Y hacia arriba?
Te lo has buscado.
Dispara al aire
y date por muerto.

2 comentarios:

Buscador dijo...

Gracias por su comentario
y su pensar...
No la conozco
pero comparto...
Mire donde se mire
la verdad encuentra su hueco.

Un beso o un abrazo
lo que prefiera para no faltar.

RECOMENZAR dijo...

hermoso texto
abrazos desde el otro lado del agua

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...