miércoles, 1 de junio de 2016

Velero con fantasma




A bordo del ensueño
ella es el viaje.
Sus perdidos ojos verdes
queman la isla de la urgencia.

En la playa de su piel
levanta el vuelo
una bandada de ángeles
de salados gemidos.
Ella que olía a paraiso
nunca tuvo aristas,
me hizo olvidar el destino
y pensar solo en el viaje.

No sé si es ilusión o delirio,
es un vuelo
y con mi deseo se hicieron sus alas
con mi búsqueda su presencia.

Así pues, dice la razón,
ella no es nada.

Mas no quiero la razón
-acaso otra trampa
amarga del olvido-
No quiero llenar su vacío
en el misterio del aire
en la desazón de la noche.

Porque arranque los poemas
de una mudez maldita
quiero el incendio y en mi pulso
la lluvia y la templanza
para no quemar con mis versos
su licencia de fantasma.

9 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me parece un poema redondo, de gran altura lírica.
Gracias por el disfrute, Camino.
Un abrazo

Camino a Gaia dijo...

@ Isabel Martínez Barquero
Siempre es reconfortante escucharte.
Un abrazo.

Maripaz dijo...

¡Bellísimo!
Nada que añadir después del juicio de mi gran amiga, Isabel.
¡Enhorabuena!

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Parece ser que anda rondando el amor... vestido de fantasma.

Un abrazo.

Belén Rodríguez dijo...

Vengo a empaparme de tus versos que llegan desde el aquí o desde el allá...qué más da desde donde llegan si inspiran algo tan bello...
Un beso.

Anacanta dijo...

@Maripaz @Rafael @Belen
Siempre son de agradecer vuestras palabras y críticas.
Un abrazo

Isabel dijo...

Hay tantos caminos en tu espacio como palabras hermosas y sentidas en tu poesía.
Es una suerte y un placer-dolor visitarte.

Ginebra dijo...

Un poema precioso, Gaia. Creo que vales para un roto y para un descosío, la verdad... impresionantes tu sensibilidad y tus versos.
Besos

Anacanta dijo...

@Isabel
Los caminos son lo que nos cuenta. También lo que nos encuentra. No hay que reprochar al dolor que nos despierte y nos reviva.
Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...