sábado, 30 de octubre de 2010

Nosotros

Vivimos la vida en nombre propio.
Pronunciamos muchas veces la palabra "yo".
Pero es mentira. Somos nosotros.
Hay gente que nunca lo descubre.
Pero a veces ocurre la tragedia.
Lo que somos no sigue el curso previsto y cotidiano.
Y se parte.

Descubrimos un día, que éramos nosotros.
Sin vuelta atrás.
Y la palabra "yo" ya no existe. Se ha roto.
Estamos perdidos. Desorientados.
No somos. No estamos.
¿Acaso se puede ser a medias?
¡Con todo lo que falta!

El tiempo no es un curandero.
El olvido es un refugio indigno.
Hasta que un día comprendemos el valor de la memoria.
Que la vida es memoria.
Y el dolor escribe.
Aprieta su bisturí contra el alma.
Y nos deja marcados. Para siempre.
Pero es la forma de seguir siendo nosotros.
Sin fisuras. Con todo lo que hemos perdido.

Es cierto. Los recuerdos duelen. Siempre.
Sin embargo, un día el dolor deja de importarnos.
Es el precio a pagar por el rescate.
Para seguir siendo nosotros. Siempre.
Y con ese legado, volvemos a la vida.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...