jueves, 3 de diciembre de 2015

Velero de la mecánica cuántica


El experimento fue concluyente.
El gato no está ni vivo ni muerto.

La libertad no existe
hasta que no la usas.

Porque no puedes tomar
todos los caminos
cuando eliges uno
pierdes los demás.

Quien vive en la encrucijada
no gasta sus pasos
pero tampoco anda.

Y ahí está la paradoja:
al elegir pierdes
la libertad que no existía,
al elegir encuentras
la libertad que tienes.

3 comentarios:

Marcos dijo...

Pues para mí la libertad no deja de ser algo abstracto, como de cuestión de fe y no pensar mucho. Vamos, que ciertamente es algo inexistente, como dioses o patrias.

Anacanta dijo...

Desde el punto de vista de la Física sin embargo es algo objetivo, objetivable y medible. Solo que no hablamos de libertad, sino de grados de libertad de un sistema o en un sistema. Hablamos de grados posibles, no posibles o con cierto grado de probabilidad.
La libertad por tanto existe objetivamente, solo que en diferentes grados.
Pero cuando usamos palabras demasiado grandes nos resulta imposible manejar conceptos que se escapan por tener un magnitud mas pequeña.

Marcos dijo...

Gracias por la explicación. Trataré de entenderla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...