martes, 8 de junio de 2010

Velero de la esperanza

El futuro aún no está escrito.
Nosotros somos las palabras.

4 comentarios:

Eastriver dijo...

Glups, leerlo así, en esas letras grandotas, acojona un poco. Es el peso de la responsabilidad. Pero bueno, me pregunto si a todo el mundo le alcanza como a mí el peso de la responsabilidad. Más bien temo que no, visto lo visto. Un gran abrazo.

Camino dijo...

Bueno Ramón, ni me había planteado el miedo a la responsabilidad. Tienes toda la razón. Pero hay gente que nada entre tiburones, nos hemos entrampado hasta los ojos, hemos hipotecado nuestras vidas, hemos sacrificado tiempo que pudimos dedicar a las personas mas cercanas... para poder consumir lo que no necesitábamos, para dejar de ser y cambiarlo por tener. Hemos realizado un esfuerzo titánico y lo hemos invertido en estupidez y superficialidad...
Podemos cambiar el mundo, de hecho, es como es, porque nosotros lo cambiado.
Cambiar el mundo no es difícil, no es imposible, es sencillamente inevitable. Lo cambiamos cada día con lo que hacemos y con lo que dejamos de hacer. Tan solo debemos elegir otro. Las barreras mas insalvables están en nuestra mente.

Fackel dijo...

No sólo en nuestra mente, Camino, no sólo en nuestra mente.

Camino dijo...

De acuerdo Fackel, las barreras mas infranqueables no solo están en nuestra mente, pero son estas sobre las que tenemos mayor capacidad de acción y mayor responsabilidad.
Disculpa si en el énfasis, me he alejado del rigor en las afirmaciones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...