domingo, 19 de mayo de 2013

Velero de la pupila


Los ojos se hicieron para no verse a sí mismos
para no distinguir el universo profundo
de la soledad abisal del ego.

Los ojos se hicieron obligados a comprender
que solo en el ojo ajeno existimos
mas allá del cubil y su colmillo.

Después vinieron los espejos y los narcisos,
el saqueo de la Tierra y la vida estabulada
para el matadero del progreso.

De niño tenía un corazón de madera
para jugar como encina al amor
a la tierra entregada a sus criaturas.

Me asomé al ojo del sapo y el caballo
y en sus pupilas de sombra encontré
la identidad mas allá del el reflejo.

La pobreza no tenía nada que perder
por eso llamábamos riqueza
a la manta compartida.

El oro del sol, la plata del agua.
El mercado del aire y el pago en amor
traían su abundancia de vida.

No temáis otra miseria que el egoísmo,
temed la miseria de los ricos y sus leyes
y aquella que os arrastra a los silencios cómplices.

4 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Mucho se teme en estos tiempos grises donde los ojos no ven más que mezquindad.
El reino de las tinieblas hace tiempo que fue inaugurado y todos lo asumimos desde el silencio.
La voz quedó congelada; la mirada, vacía.

Camino a Gaia dijo...

@ Isabel Martinez Barquero
No podemos seguir esperando
un nuevo ciclo de luz.
Es la hora de encender
las antorchas de la verdad.

Ginebra dijo...

Este bonito post que escribiste y se me pasó sin darme cuenta, me ha recordado de alguna forma a un precioso artículo de contraportada que leí ayer
es de Manuel Vicent.
Espero que te guste tanto como me gustó a mí el comentario que dejaste en mi blog rsepecto a barrotes y vuelos. Gracias:)
Es una lástima que escribas tan poco en Anacanta, se echa de menos la belleza y la crítica en forma de poesía.
Besos

Camino a Gaia dijo...

Magnífico el artículo de Manuel Vicent sobre mendigos que compran oro. Sobre el dar y el recibir, el comprar y el vender, y las puestas de sol burlándose de todo.
En cuanto al comentario, tú pusiste la foto. Yo solo puse en su pie unas palabras. Intenté que fuesen simbióticas.
Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...